La Garganta Poderosa.
La Garganta Poderosa.

 
Este viernes murió Fabián Tomasi, quien hace años luchaba contra una enfermedad contraída por los agrotóxicos. Habí aparticipado en el ensayo fotográfico "El costo humano de los agrotóxicos", del reportero gráfico Pablo Piovano.
 
Según consignó Revista Cítrica en su cuenta de Twitter, Fabián Tomasi tenía una polineuropatía tóxica severa por trabajar con agroquímicos.
 
 
 
Los productores que usan glifosato, le dijo Fabián a Revista Cítrica en una entrevista, "no son empresarios, son operarios de la muerte". 
 
"Mientras, las empresas que los fabrican, los medios que los defienden, y los funcionarios que los permiten, insisten con llamarlos fitosanitarios, como si no mataran, como si la vida no importara", señaló el mencionado medio autogestivo.
 
 
"Lo que más duele es el silencio de la mayoría, y todos esos niños que nacen con malformaciones por los agrotóxicos en un país sin asistencia y que les da la espalda", había dicho Tomasi.
 
"Nos dejamos embaucar con la mentira de los agrotóxicos, ese negocio. Nos vendieron espejitos de colores y los compramos. Los jóvenes que se van a recibir de médicos deber tomar las riendas. Nosotros somos la sombra del éxito, la parte oscura de un negocio que mantiene el país", supo asegurar durante su lucha.
 
 
"Nadie nos escucha a los afectados. Mi mayor temor es la gente que muere y no sabe de qué muere. Lo que busco es que las personas que me acompañan aprendan qué es la verdad para que cuando yo no esté puedan defenderla", había dicho Tomasi.
 
En una de sus últimas entrevistas, Tomasi dijo que "es muy injusto ser ignorado, en mi ciudad soy el boludo que se intoxicó por haber trabajado con agroquímicos. No va nadie a casa, estamos mi mamá y mi hija; me ayudan a bañarme, no estoy acostumbrado. No estaba preparado para esto, no tengo futuro, me lo robaron".