foto: Telam
foto: Telam

Mientras la pobreza aumenta en Argentina al ritmo de la devaluación del peso y la inflación constante, la consultora Ecolatina publicó un informe en el que señala que el poder adquisitivo de los trabajadores continúa por el camino del derrumbe sin freno.

Según el estudio, el salario real de los empleados registrados sufrirá en el global de este año una caída promedio del 6% respecto a 2017 (8% para los empleados públicos y 4,5 para los privados).

En cuanto a los trabajadores "en negro" se estima que la pérdida será mucho peor, por la falta de poder de negociación ante empleadores que tienen todo a favor para imponer condiciones y sueldos de hambre.

En este marco, la consultora destaca que si no se reabrieran las paritarias en el corto plazo el salario real podría desbarrancarse hasta más del 12 por ciento durante este segundo semestre de 2018.

Además, Ecolatina advierte que la "contracción del poder adquisitivo sería muy nociva para el consumo interno" y ello provocará "conflictividad social y minaría la imagen pública del gobierno”.

"Pese a los ingresos adicionales conseguidos (sumas fijas, aumentos o adelantamiento de subas), el salario real de los trabajadores formales caería en promedio 10% interanual durante la segunda mitad de 2018", argumenta el informe.

Asimismo, la consultora privada estima que en 2019 será muy difícil que pueda cambiar esa línea de acción. "La ambiciosa meta de equilibrio fiscal recientemente anunciada para 2019 presionará la inflación vía recortes de subsidios económicos y contendrá los aumentos salariales de los trabajadores públicos", subrayó.