En medio del plan de ajuste oficialista que multiplica las protestas y manifestaciones, el Gobierno autorizó gastos adicionales por más de 40 mil millones de pesos que serán destinados en su mayoría a la contención social pero que deja sin efecto otros para infraestructura y ciencia y tecnología.



Así consta en la Administrativa 1605 del Ministerio de Hacienda que se publicó este lunes en el Boletín Oficial que le dio luz verde a gastos adicionales por 40.548 millones de pesos que también prevé contar con recursos corrientes extras por 22.460 millones, por fuera del Presupuesto 2018.

De las autorizaciones adicionales, la mayoría irán al refuerzo de programas de asistencia social y de seguridad mientras que se dejan sin efecto gastos para infraestructura y ciencia y tecnología.

Así, se incluyen asistencias financieras para el área social por 15.561 millones de pesos y correspondientes a la formulación y ejecución de la Política de Energía Eléctrica por 10.000 millones. Otros 6.428 millones irán para Coordinación de Políticas de Transporte Vial y 2.683 millones destinados a la Atención Médica a los Beneficiarios de Pensiones no Contributivas.

También se disponen 1.287 millones en concepto de Cuotas y Contribuciones a Organismos Internacionales y 750 millones de pesos para asistencia social. Pero también se dispusieron 400 millones para la Atención de Pasividades de la Gendarmería Nacional y 142 millones referidos al Sostenimiento Operacional Estado Mayor General del Ejército.

Por el contrario, se dispusieron recortes de partidas asignadas por 1.331 millones, principalmente para el acondicionamiento de la instalación eléctrica general del Centro Cultural Kirchner por 959 millones; y en la destinada a la Promoción y Financiamiento de Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación por 200 millones de pesos.