Foto: Facebook Turismo Mendoza
Foto: Facebook Turismo Mendoza

Los empresarios argentinos dedicados al turismo son de los pocos beneficiados con la salvaje devaluación de los últimos meses. Tras años de ver a una gran cantidad de la clase media nacional vacacionar en otros países o cruzar la cordillera para hacer compras domésticas en Chile, se frotan las manos ahora mientras piensan cómo sacarle el mayor rédito a este momento cambiario. 

En esa búsqueda, la Federación Económica de Mendoza (FEM) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le plantearon al presidente Mauricio Macri la necesidad de estimular el turismo trasandino en las provincias limítrofes. Lo hicieron durante la última visita del mandatario a la tierra del vino, donde se juntó la Mesa de Turismo de la Región Cuyo.

El proyecto de CAME Turismo y FEM Comercio lleva como slogan "La Cordillera que nos une" y tiene como principal presa a la clase media chilena que viaja vía terrestre y cuenta con ingresos para gastar en territorio argentino.

"Queremos hacer una promoción en Chile de turismo de compras, gastronomía en Mendoza y la Argentina", señaló Pedro Uribarrena de CAME Turismo.

Para lograr la meta, el empresariado apunta a un  trabajo articulado entre distintos sectores mendocinos como transporte, hotelería, restaurantes, comercios, tarjetas, Ente Mendoza Turismo, Instituto de Desarrollo Comercial; organismos nacionales como la Embajada de la Argentina en Chile, el Ministerio de Turismo de la Nación, el Instituto Nacional de Promoción Turísitica (Improtur) y las organizaciones que agrupan a los propios empresarios: FEM y CAME.