El presidente Mauricio Macri afirmó esta mañana que "el mundo está prestándonos atención" y planteó "demostrar" que "de verdad aprendimos y crecimos y que no vamos a seguir repitiendo los mismos errores", durante la apertura de la Jornada Nacional Agropecuaria, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

El jefe de Estado pidió mantener "el camino" porque "no hay otro" y advirtió que "somos la generación que no se va a volver a engañar".

"Todos queremos un país que también deje de pensar en que las pymes son buenas y las grandes empresas son males porque el país va a crecer si muchas de esas pymes se transforman en grandes empresas, si no no hay crecimiento", continuó el mandatario.

"Lo que hay son buenos o malos empresarios, lo que hay son buenos o malos políticos, buenos o malos jueces y así en todos los órdenes de la vida", subrayó.

Además, destacó la "garra" del "campo" y les pidió un "último esfuerzo" por el impuesto a las exportaciones, al que definió como "perverso" y "malísimo".

Además, expresó que el sector agropecuario está "haciendo gala de esa garra de apostar al futuro" porque "están yendo por la revancha del trigo", tras remarcar el "año difícil por la peor sequía" que padeció el campo después 50 años que afectó a los productores.