Sociedad

¿Es un riesgo viajar en taxi? 11 anécdotas escabrosas

En medio de la polémica por el apoyo de los choferes al fascismo de Baby Etchecopar, usuarios y usuarias de redes sociales contaron experiencias traumáticas a bordo de los techos amarillos. 

El viajar es un placer que nos suele suceder, cantaba Pipo Pescador allá lejos y hace tiempo. Pero no siempre transitar las calles porteñas a bordo de un taxi es una experiencia placentera. Hoy, con las redes sociales en constante ebullición, las historias tenebrosas dentro de este medio de transporte se volvieron un tema de conversación que no cesa.

A propósito del lamentable espectáculo de fascismo explícito que es el programa radial de Baby Etchecopar, y el apoyo que algunas decenas de taxistas le expresaron días atrás en la puerta de Radio 10, usuarios y usiarias de la red Twitter contaron experiencias traumáticas y bastante oscuras que vivieron a bordo de estos coches que son uno de los símbolos de la ciudad de Buenos Aires.

Casualidad o no, el gremio del taxi viene registrando en el último tiempo un descenso en el uso por parte de los porteños, lo cual puede relacionarse con la severa crisis económica que atraviesa el país y, en particular, con el agujero financiero que viven millones de personas incluso en la (hasta no hace tanto) pudiente Capital Federal. Pero es inevitable relacionar este cambio en los usos y costumbres con el boca a boca que genera la repetición de malos momentos vividos ante conductores violentos, acosadores y en algunos casos cómplices de delitos.

En el medio de todo eso elegimos no repetir las constantes referencias a taxistas que (incluso teniendo pasajeros) se violentan cuando detectan trabajadores de Uber cerca de ellos.

Quizá sea hora de replantearse la relación de los choferes con la comunidad o, al menos, de reducir el porcentaje de intolerancia en sangre y adaptarse a este siglo XXI que parece estar avanzando a niveles de convivencia más amigables.

Noticias de “Abuso en un taxi”
Seguinos