Crédito: Freepik
Crédito: Freepik

Los créditos hipotecarios UVA, que aparecieron como una posibilidad certera para muchos argentinos que querían acceder a su primera vivienda, se transfomaron de sueño agradable en pesadilla.

El aumento galopante de la inflación, al que están atados estos préstamos hipotecarios, sumado a la situación constante de deterioro del poder adquisitivo con los aumentos de servicios, impuestos y alimentos han convertido esta esperanza en una pesada carga.

Vale recordar que el lanzamiento de esos planes lo había realizado el presidente Mauricio Macri el 7 de abril del 2017 desde el banco Hipotecario Nacional, en un discurso en el que había dicho que retornaba el crédito luego de más de 30 años y que era posible como resultado del resultado del regreso a los mercados, la baja de la inflación y de las tasas de interés.

El día que Macri presentó los créditos UVA.

Hoy, con un dólar inestable que supera los $ 40 y una tasa que alcanza más del 60% es una soga al cuello de miles de personas. No se conoce la cifra exacta de créditos otorgados, pero ronda los 130.000.

En Infonews, charlamos con algunos de quienes confiaron en el sistema y estos son algunos de sus testimonios.

Astrid es administrativa, sacó un crédito a fines de marzo con dólar a $ 20,45.-. Con lo justo logró juntar el dinero con ahorros y algo más le tuvieron que prestar. Al paso de los días fue viendo como la UVA empezaba a aumentar. Sostiene que el gobierno les prometió una inflación entre el 15% y el 17% anual y que por eso lo tomaron. Hoy la inflación ya es del 42% y parece una burla, dice. Lo único que quieren es poder pagarlo.

Mariano compró una vivienda en Carapachay, después de una ardua lucha con el banco. Firmaron en marzo de este año por un monto de u$s 140.000 a 25 años. La cuota inicial fue de $ 13.000 y hoy ya es de $ 22.000. Va a estar complicado, acota, porque no se refleja en el salario y se le suma además los aumentos de servicios, tarifas, alimentos.

Claudia adquirió en Capital Federal, con una tasa proyectada del 18%. Con 52 años era una de las últimas oportunidades de acceder a la casa propia. La actualización por inflación, calculada para el año próximo en el 45%, nos cuenta, va claramente en detrimento de los compradores que son asalariados. Se organizaron en un colectivo en Facebook llamado Defendamos las Hipotecas Uvas, e invita a todos a sumarse.

Carlos tomó el crédito UVA y ve como la cuota va aumentando exponencialmente de la mano con la inflación y no de su sueldo. Se ve defraudado completamente por el gobierno que dice, mintió en las estadísticas y en las políticas de ingreso. Compró un departamento en CABA y tiene 34 años, es profesional. Acota además que ve que no hay laburo y en el futuro no ve la luz en ningún túnel.

El miércoles pasado se realizó una reunión impulsada por la diputada del FPV, Mónica Macha, sobre la situación actual de quienes tomaron Créditos UVA para acceder a su primera vivienda.

Se llevó a cabo en el Anexo de la Cámara de Diputados y contó con la presencia de damnificados directos, diversos economistas y consultores y representantes de diferentes bancadas. Entre ellos los diputados Establecieron como prioridad la unificación de todos los proyectos en una sola propuesta que base el aumento de la cuota en la variación más baja entre el CVS (coeficiente de variación salarial) y el aumento de la inflación. El reclamo de una salida urgente sobrevoló toda la tarde la sala 3 del 2° Piso, con la palabra de los que accedieron al crédito en esa modalidad.

Desde la cámara baja un grupo de diputados entre los que se destacan Agustín Rossi, Axel Kicillof, José Luis Gioja y Mónica Macha por el Frente para la Victoria. Daniel Arroyo y un asesor de Marco Lavagna por el Frente Renovador, Pablo Kosiner por el Interbloque Federal y el salteño Alfredo Olmedo.

La diputada Macha, impulsora de la medida señaló que es una problemática federal. Proponen una iniciativa que los UVA se regulen por inflación o por índice de variación, el más bajo. Y que no sea un negocio bueno para los bancos y malo para las personas.

Además sostuvo que es "enloquecedor y angustiante la problemática por las que pasan los tomadores de crédito". "No es justo que se pase por estas situaciones cuando se trata de acceder a un derecho como es la vivienda", finalizó.