Según un estudio del Indicador Mensual de Consumo (IMC) elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala, el consumo minorista cayó en agosto el 0,8% y acumula en lo que va de este año el 4,7 por ciento.

"El consumo parece no encontrar piso, afectado por una creciente inflación que alcanzó el 3,9% en agosto según el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Censos", asevera el informe, que puntualiza como causas principales el encarecimiento del costo de vida y la falta de créditos, además de préstamos con un costo financiero del 80 por ciento anual.

Además, según distintos reportes, viene registrándose una suba sistemática en los intereses que cobran las tarjetas de crédito por el financiamiento de las deudas, llegando en algunos casos al 100% anual.

Asimismo, la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), remarcó que en lo que va de 2018 la venta de autos nacionales cayó el 31 por ciento.

En tanto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reportó que las ventas minoristas de las pymes cayeron un 8% en el mes de agosto en términos interanuales. 

En agosto, el 68,4% de los comercios consultados por CAME tuvieron descensos anuales en sus ventas, sólo 23% crecieron y el 8,6% se mantuvo sin cambios.

.