El intelectual estadounidense y fuerte crítico del capitalismo Noam Chomsky visitó este jueves al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. Lo hizo en la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde el líder social se encuentra detenido.

Tras salir del lugar, donde el exmandatario lleva 167 días detenido, el teórico destacó que el encuentro "fue una experiencia maravillosa".

"No todos los días uno tiene la oportunidad de conocer a las figuras más resaltantes de la actualidad y una persona que por derecho debería ser el próximo presidente de Brasil", exclamó Chomsky.

Chomsky rememoró, asimismo, que conoce al exmandatario desde hace 20 años. Es "una figura muy enérgica, muy optimista con respecto al futuro", acotó. 

"Fue electo presidente, hizo cosas maravillosas y esto nos indica lo que pudiera ocurrir en el futuro", dijo también y agregó que "al oírlo hablar, no podía pensar que las circunstancias fuesen un impedimento para él, era más bien una inspiración para dirigirse a un mundo mejor".