Macri insiste: "No hay ninguna chance de que Argentina vuelva a caer en default"
Macri insiste: "No hay ninguna chance de que Argentina vuelva a caer en default"
El presidente Mauricio Macri está negociando un aumento de deuda con el Fondo Monetario Internacional, tomado arbitrariamente por el gobierno de Cambiemos, el cual ya era de u$s 50.000 millones, y que busca aumentarlo entre U$s 3.000 millones y u$s 5.000 millones.
 
Sin embargo, empresas hegemónicas de comunicación habían anunciado que el Gobierno pretendía que la deuda fuese aún mayor, una suma similar a la fugada en los últimos tres meses, es decir: entre u$s 15.000 millones y u$s 20.000 millones.
 
Macri salió a decir que el nuevo acuerdo se anunciará en los próximos días y que "restaurará la confianza" de los inversores, en una nueva edición de promesas gubernamentales de la Alianza.
 
"Vamos a tener más apoyo del FMI", celebró Macri como un logro. Agregó su latiguillo sobre que "no hay ninguna chance de que Argentina entre en default".
 
En el reportaje disparó que "estamos construyendo un nuevo país, una nueva sociedad basada en la cultura del trabajo, en la cultura de que tenemos que mejorar sin trucos ni atajos (sic)".
 
Ensayando excusas, el Presidente dijo que "lo estábamos haciendo bien" y "de repente, el mundo cambió, debido a problemas más allá de nuestro control".
 
Macri aseguró que a pesar de las “tormentas” que está atravesando el país, “no hay chaces de que la Argentina vaya a un default”.
 
Agregó que en su administración se “resolvieron” los “problemas estructurales, que ahora Argentina está “estable” luego de unos meses de “turbulencias”, y que su gobierno “pasó cinco tormentas extraordinarias, y seguimos aquí”, continuando con metáforas climáticas.
 
“El nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional nos generará una mayor tranquilidad financiera”, se atrevió a decir, al mismo tiempo que reconoció qué significa el hecho de tener “más desembolsos”.
 
Dijo que Argentina hará “un gran esfuerzo” para cumplir con los acuerdos con el FMI. Argumentó que la sociedad está “madura” para entender que el plan que se había trazado a cinco años “ahora los vamos a hacer en uno”.
 
Volvió a decir que “los próximos 5,6 meses van a ser duros, pero después vamos a crecer. Va a crecer la exportación y está Vaca Muerta”, en una nueva versión de los remanidos "brotes verdes, "segundo semestre" y "luz al final del túnel". 
 
Sobre las altas tasas que estableció el Banco Central, Macri dijo que “son temporarias, es una emergencia”.