Los sindicatos ferroviarios anunciaron un paro de 24 horas para el martes 2 de octubre en reclamo de la reapertura de las paritarias que se firmaron en abril pero cuyo aumento se diluyó por la rápida escalada de la inflación.



Anunciado como el primer paso en un “plan de lucha” ante la “intransigencia” de las empresas la Unión Ferroviaria (UF), La Fraternidad, la Asociación de Señaleros (ASFA) y la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos (APDFA) advirtieron en un comunicado que la medida afectará a todas las líneas de tren, tanto de corta como de media y larga distancia.

Los sindicatos explicaron que luego de haber “agotado el diálogo” rige un “incumplimiento por parte de las empresas ferroviarias de pasajeros” de la paritaria firmada el pasado 20 de abril, donde se especifica revisar los acuerdos firmados “conforme la evolución de las condiciones económicas pactadas, ante un eventual deterioro del poder adquisitivo de los salarios respecto de los índices de IPC publicados por el INDEC”.

Agregaron que “la propuesta de las empresas del sector no responde ni se acerca al marcado desfase que han sufrido los salarios respecto de la inflación, donde claramente los trabajadores han perdido poder adquisitivo de sus salarios”.