"Tuve que borrar el tweet, te lo juro por Dios, porque me putearon hasta en japonés, hasta se metieron con mi hija", contó Tití Fernández este jueves en una entrevista con el programa Recalculando, que se emite por C5N.

Se refería a una publicación que había hecho en esa red social comentando la renuncia de Luis Caputo al Banco Central y que provocó la furia del tristemente célebre "troll center", cuya jefatura se le adjudica al alto funcionario actuamente caído en desgracia Marcos Peña.

"Vos entrás después y son tipos que tienen tres seguidores, cinco seguidores, son los famosos...", describió, sin llegar a nombrarlos pero describiéndolos de manera inconfundible.

"Son estos tipos que tienen miedo a lo mejor de quedarse sin laburo, entonces tienen que seguir haciendo daño", agregó. Y concluyó: "Pero no me entran las balas ya", aunque el tono de su voz lo desmentía.