El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, advirtió que "la política monetaria será muy dura hasta tanto se reestablezca la confianza y quede claro que la volatilidad del dólar no está más". La declaración del funcionario buscó, a su manera, llevar confianza en un escenario de fuerte escalada de la divisa estadounidense y aseguró que "la inflación caerá".

guido sandleris
guido sandleris



Sandleris dijo que "va haber menos pesos" para comprar dólares, lo que generaría una desaceleración en los aumentos de precios. "Entre jueves y viernes el tipo de cambio se movió más de lo que veremos en adelante”, prometió.

Los movimientos del dólar generan ansiedades, más con lo que pasó en estos meses y la historia argentina. Lo entendemos y no es que no nos demos cuenta”, aseguró el titular del Central aunque aseveró: “Creemos que para la economía argentina hay beneficios importantes de que el tipo de cambio flote”.

Durante una entrevista con Clarín, contó que no cree en una cotización fija y defendió "definir una zona amplia de no intervención", acordada por el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional.

"El anterior (modelo), fijar metas de inflación, convivía con factores que el Banco Central no controlaba a la hora de bajar la inflación. Ello le impedía llegar a un objetivo muy ambicioso. Ahora establecimos un objetivo que es exigente, pero que si nos esforzamos llegaremos a bajar la inflación. ¿Cuál es esa meta? Que la base monetaria no crezca", explicó.

Sandleris señaló que el BCRA ya comenzó con "las operaciones de colocar estos títulos que se llaman Lelic y absorber pesos", mientras que "el mercado definirá cuánto tiene que ser la tasa de interés dispuesto a cobrar" para darle al organismo monetario los pesos que tienen "que retirar" de circulación.