La estrategia de Atención Primaria de la Salud se convirtió en la política con mayor nivel de consenso a nivel internacional para garantizar ese derecho, hace ya cuarenta años. Allí se propone mejorar el estado sanitario de la población a través de su participación en lo social, por lo que es fundamental generar, fomentar y asegurar el vínculo entre la comunidad y el equipo de salud, por medio de la articulación con redes locales como son las instituciones y organizaciones sociales.

Prensa FPV
Prensa FPV



Para  que todo esto suceda, el eslabón imprescindible es el promotor/a de salud o agente sanitario, pero en la Ciudad de Buenos Aires esta figura no está reconocida legalmente.  Por eso diseñamos un proyecto de ley, con la idea de que se los incorpore de manera permanente a los equipos de salud.

El agente sanitario es quien participará de  la ejecución de proyectos y programas socio-sanitarios así como los procesos de comunicación y acceso a la información en materia de prevención y promoción de la salud.  Es quien actuará como nexo principal entre la comunidad y el centro asistencial.

El plan que el mismo Ministerio de Salud porteño viene anunciando habla de la estrategia de atención primaria y menciona, además, la figura del promotor/a, dada su importancia sobre todo en los barrios más humildes del distrito. Sin embargo el agente, aún hoy, no está reconocido por la Ciudad como trabajador/a, ya que muchos/as de lo que hoy realizan diferentes tareas de promoción de la salud lo realizan de manera voluntaria.

De esta manera es imposible garantizar y sostener una estrategia a lo largo del tiempo, por lo que al día de hoy no sólo la comunidad no ve garantizado el acceso a la salud, sino que los promotores/as no perciben un salario por su trabajo. Y de más está decir que al no pagar por esta tarea no son todos los centros asistenciales los que cuentan con este valioso recurso.

Por otro lado, el mayor porcentaje de agentes sanitarios de la Ciudad son mujeres, que se hacen cargo de un trabajo no remunerado. Por eso entendemos que es fundamental que se cree la figura legal de agente sanitario, que reconozca, visibilice y valorice una tarea que ya existe.

La Ciudad cuenta además con la de la Ley 4.679 sobre Formación de Agentes Sanitarios, con fecha 01/11/2013 de publicación en el Boletín Oficial que permite, pero no obliga,  a los centros de salud y acción comunitaria (CESAC) a formar agentes sanitarios, aunque se omite que se los reconozca como trabajadores del equipo de salud.

Nuestro proyecto de ley permitirá la ampliación de derechos, tanto de la comunidad, que se beneficiará con el accionar de los promotores/as, como de los agentes sanitarios/as, que serán reconocidos/as por su trabajo, percibirán un salario, y recibirán de parte del Estado los insumos necesarios para realizar su trabajo.

Con la ley estamos pidiendo que se incorpore a los agentes sanitarios, de forma permanente, a los equipos básicos de salud, en un mínimo de tres por equipo, y en un máximo a definir, por el/la  jefe/a del CESAC, dependiendo de su área programática.

Por último, cabe destacar que luego de compartir el proyecto con diferentes instituciones del ámbito de la salud, para que lo evalúen y nos den su opinión, la Sociedad Argentina de Pediatría y la Federación Argentina de Medicina General nos brindaron todo su apoyo, ya que entienden, como nosotros, que la iniciativa tiene el objetivo de mejorar el sistema de salud y ampliar los derechos de la población y los trabajadores y trabajadoras