Pablo Avelluto y Marcelo Allasino
Pablo Avelluto y Marcelo Allasino

En medio de críticas cruzadas y una interna feroz que involucra al propio secretario de Cultura, Pablo Avelluto, el Instituto Nacional del Teatro se encuentra sumergido en una crisis que comenzó hace algunos años pero que en el último tiempo parece ser terminal.

Falta de presupuesto, ninguneo oficial y un timón que parece haber dejado a la deriva al histórico ente estatal derivó en las últimas horas en un comunicado de la Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores).

En un escuento pero contundente comunicado, la entidad manifestó "su profunda preocupación por la situación actual del Instituto Nacional del Teatro (INT) y las manifestaciones públicas que hicieran en los últimos días los representantes de la entidad, en las que denuncian un importante recorte de recursos contemplado en el anteproyecto del presupuesto presentado por el Director Ejecutivo del Instituto, Marcelo Allasino, ante la Secretaría de Cultura".

En ese sentido, Argentores advirtió que "un recorte de las proporciones denunciadas comprometería el accionar de la institución y, por ende, la situación general del teatro en el todo país".

Por último los autores argentinos reiteraron su "postura contraria a las políticas de ajuste y recortes que no hacen sino atentar contra los derechos adquiridos de quienes trabajan en la Cultura, en general, y en el teatro, en particular. Logros fundamentales que hoy se ven amenazados y con altas probabilidades de perderse. Las autoridades que integran los órganos de conducción de las instituciones que sufren las actuales políticas son las que deben responder y ofrecer alternativas de sostenimiento y crecimiento a una actividad de fundamental importancia en el tejido social, como es el teatro".