"¡Bienvenidos a la apasionante aventura de la educación cristiana de la niñez!", reza la portada del sitio web de las Escuelas Pías Colegio Calasanz de la ciudad de Córdoba. En las últimas horas, esa educación que celebran se vio envuelta en una polémica digna del medioevo: madres y padres de estudiantes secundarios revelaron que el establecimiento entregó un texto a sus hijos que justifica la violencia machista y la sumisión de las mujeres a los varones.  

El material se titula “Características de un verdadero hombre” y se repartió a los jóvenes durante el “Programa Escolapio de Educación para el Amor, la Afectividad y la Sexualidad”. En sus párrafos hay un enfoque machista que justifica la sociedad patriarcal heteronormativa a través de lo que llaman "constantes psicológicas que estructuran el alma masculina".  

En principio, determinan el rol que debe tener el varón en la institución familiar, el cual no podrá ser puesto en duda porque es el "papel provindencial que le corresponde". "Dentro del hogar, la función esencial del hombre es ser el jefe", plantea el texto en pleno siglo XXI.

Si ese es el lugar del hombre, el de la mujer se puede deducir fácilmente. Para que no queden dudas también lo aclaran con la siguiente cita de la Biblia: “Sed sumisas (...) las mujeres a sus maridos, como al Señor, porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia”. En otra parte, se describe a la mujer como más “emotiva y vulnerable”.

Otro de los supuestos patrones psicológicos del varón que aborda el material es "la fuerza" y en este punto, vuelve a desbarrancar. “En ocasiones adopta inconscientemente un comportamiento violento debido, tal vez, a una vida física demasiado intensa, o puede ser producto de una exaltación repentina en la cual toda esa energía que contiene el cuerpo masculino debe tener un escape”, argumenta. 

Ejemplos como este texto evidencian la necesidad de la implementación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral en todos los establecimientos escolares del país, objetivo que se busca en el Congreso con la reforma de la norma, que ya cuenta con medio dictamen en Diputados y que desató una ofensiva conservadora de los grupos antiderechos aunados en la campaña "Con mis hijos no te metas".  

Noticias relacionadas

"Estos contenidos vulneran el marco legal de protección de los niños, niñas y adolescentes. Al decir a las mujeres que tienen que ser sumisas al hombre, les están diciendo también que tienen que aguantar y soportar situaciones como la violencia, un concepto completamente contrario a lo que propone el Estado en materia de prevención de la violencia de género y de los femicidios”, advirtió la referente de la Ley de Educación Sexual Integral en Córdoba, Sonia Papera.