No pasa por un buen momento la relación entre Mauricio Macri y una de sus más fieles aliadas, la diputada Elisa Carrió, junto a quien fundara hace más de tres años la alianza Cambiemos.

Durante a semana saltaron las chispas luego de las declaraciones del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, sobre las causas judiciales contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

Carrió salió a cruzarlo muy fuerte y terminó prometiendo que promoverá un juicio político en el Congreso contra el funcionario, lo cual se verá si concreta durante esta semana.

Este sábado volvió a estallar a través de su cuenta de Twitter para quejarse por la remoción de tres de sus hombres de la AFIP, a quienes llamó "héroes": Horacio Castagnola, Jaime Mecikovsky y Carlos Bo.

Si bien la líder de la Coalición Cívica había pedido al titular del organismo recaudador, Leandro Cuccioli, que mantuviera a sus tres soldados en sus funciones, lo cierto es que después de un almuerzo con el jefe de Estado, Cuccioli los desplazó, lo que motivó que la inefable Lilita lo acusara de "aliarse con Echegaray y su gente".

Quizás por esto fue que la diputada volvió recargada y más tarde, durante la presentación del libro El Origen junto a su ladera Mariana Zuvic en la Universidad del Nordeste, lanzó una fuerte amenaza contra el primer mandatario.

En medio de su intervención, Carrió aseguró: "Si yo encubro, no puedo dormir y me suicido. Pero en vez de suicidarme, denuncio. Aunque tenga que ser Cambiemos, aunque le toque al Presidente de la República".

Y luego fue aún más a fondo: "Siempre dije, el Presidente está en la línea Angelici o en la línea Carrió. Y va a tener que elegir. Y tiene tiempo para elegir, pero sabe que elige o cae".

Foto: @elisacarrio
Foto: @elisacarrio