Cabeza de la Iglesia católica, el papa Francisco usó una metáfora poco feliz en su combate contra la interrupción voluntaria del embarazo: "Eliminar a un ser humano es como contratar a un asesino a sueldo para resolver un problema".

Michetti Papa Francisco
Michetti Papa Francisco



"Interrumpir un embarazo es como eliminar a alguien. ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?", declaró el argentino en la explanada de San Pedro en un año con masivas movilizaciones y en el que el Congreso trató la ley por el aborto legal, seguro y gratuito.

"¿Cómo un acto que suprime la vida inocente puede ser terapéutico, civil o sencillamente humano?", cargó y habló de "la pérdida de valor de la vida humana" debido a guerras, a la explotación, a la cultura del desecho. Luego agregó: "Una aproximación contradictoria permite la supresión de la vida humana en el vientre materno en nombre de la salvaguarda de otros derechos".