Al menos 18 personas murieron y otras 40 resultaron heridas tras una explosión en el comedor de un centro de formación profesional de la ciudad rusa de Kerch, en el este de Crimea, informó a Sputnik un portavoz del Ministerio de Salud regional.

El Comité de Investigación de Rusia comunicó que el autor del atentado sería un joven de 18 años, Vladislav Rosliakov, que estudiaba en cuarto año de la institución y que se suicidó poco después del ataque.

"Era un estudiante de este mismo centro de enseñanza (...) estaba en el cuarto año", comunicó el dirigente de Crimea, Serguéi Aksiónov a la cadena de televisión Rossiya 24.

Las fuentes policiales informaron que el atacante también abrió fuego contra las víctimas con un fusil, previo a quitarse la vida.

"Todo el mundo corría. Vi a una chica tirada en el suelo. Había otro chico al que lo estaban ayudando a caminar porque no podía moverse solo. La pared estaba cubierta de sangre. Todo el mundo estaba asustado. La gente lloraba", contó una de las estudiantes de la institución.

El presidente ruso Vladimir Putin expresó sus condolencias a las víctimas y se decretaron tres días de duelo en Crimea.