¿Vos que hiciste los últimos 3 años de tu vida?
¿Vos que hiciste los últimos 3 años de tu vida?
¿Cuántas casas construiste?
¿Cuántas escuelas levantaste?
¿Cuántos Blaquiers combatiste? 
 
Hoy quiero hablar de una mujer que para mí es el ejemplo de todo lo que puede quien entiende que la injusticia sólo requiere coraje para ser derrotada. A ella le sobra y por eso lo arroja en cada hendija que vislumbra desde la cárcel más injusta. 
 
Milagro Sala: Negra, coya, pobre, populista, pero ante todo una mujer y referente de la Tupac Amaru, la única organización que hizo temblar al feudo de Morales
 
Milagro nació un 20 de febrero en San Salvador y cada vez que puede, recuerda que en su casa pudo comer gracias a que Evita le regalo la máquina de coser a su mamá adoptiva. Ella, que se convertiría luego en mamá adoptiva de 12, fue desde ahí y en adelante peronista. 
 
Se dedicó incansablemente a plantar semillas de dignidad en los suelos del norte más norte de Argentina. En Jujuy donde a veces no atienden los derechos y un tipo como Morales representa instituciones desde hace más de 30 años. Hoy gobernador, quien en connivencia con la justicia ejerce la más violenta de las dictaduras.
 
Del tipo de dictaduras que te encarcelan por ser pobre, o te reprimen por pedir lo tuyo. Dieciocho años tenía la primera vez que fue presa Milagro, sí, por ser pobre, estar en la calle y no tener quien la defienda. ¿Te imaginás a Milagro presa a los 18? La misma de ahora: organizó una huelga de hambre y consiguió que las dejen cocinar para comer al mismo costo mejor comida. 
 
¿Quién piensa en la comida de las presas? ¿Quién piensa por qué están presas las presas? Perdón por la metáfora tan burda a esta altura, pero el Milagro acá es exactamente ese momento en que la injusticia apuñala a la obediencia. Y ella lo lleva consigo. El momento ese en que, a quien toda la vida le hicieron sentir que por ser pobre valía menos se levanta a pedir un plato lleno, en la institución más opresiva de todas. 
 
Eso es Milagro Sala. La chispa de insumisión en un pajar de atropellos. Y esta presa exactamente por eso, porque en el país del rey blanco heterosexual y millonario construir dignidad para los pobres es un peligro. 
 
Tan peligroso como demostrar que los dueños de Jujuy, Morales y Blaquier son déspotas y corruptos. Tan grave como exponer una gestión institucional decadente, como decía el general, con la obra de arte de la realización: la Tupac realizó obra pública más barata y en forma más eficiente que cualquier empresa privada.
2 escuelas con  una planta permanente de 150 profesores, un barrio de 1800 casas con pileta de natación, cibercafé, telecabinas, minimercado y polideportivo con canchas, más de 4000 puestos de trabajo, todo hecho de manera cooperativista, por manos de negros, de pobres que esta vez no trabajaban para beneficio de su patrón sino para su propia grandeza. 
 
Mirá si no será peligrosa Milagro Sala. Ya son más de mil días que Milagro está presa y no paro de preguntarme qué hubiese podido ella en estos tres años. 
Pero ante todo me pregunto qué podremos juntas, porque la chispa ya prendió.
 
 
  
Andrea Conde es legisladora porteña (Unidad Ciudadana – Nuevo Encuentro) y Presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud.