Uno de los dos secretarios generales de la CGT, Carlos Acuña, sigue sin definir una medida de fuerza pero dijo que "seguramente a mediados de noviembre se va a convocar a un paro general, posiblemente por 36 horas con movilización".



"Se terminó el diálogo con el gobierno, estamos desilusionados", advirtió y exigió un modelo económico que incluya "que se prohíban despidos hasta marzo, un aumento del mínimo de jubilados y paritarias libres".

"La CGT no está débil para nada, seguimos siendo la mayoría de los gremios", aseguró a Crónica anunciada y contó que "la relación Schmid era buena, aunque como en toda familia siempre algunas discusiones hay pero no más que eso".

De cara a 2019 indicó: "Voy a apoyar a Massa porque creo que es el hombre indicado". Además evaluó sobre posibles alinzas: "No creo que se tengan que sentar Massa y Cristina a tomar un café".

También dijo sobre la acusación a Pablo Moyano que "son cosas que tiran desde el gobierno para difamar. Es una persecución política".