Washington Navarro D?vila. Foto Gentileza Antena Ocho
Washington Navarro D?vila. Foto Gentileza Antena Ocho

 

En una designación polémica y extemporanea con los tiempos de cambios y avances que la sociedad está pidiendo en materia de avance por los derechos de las mujeres, la legislatura tucumana designó al fiscal que llevó adelante la voz acusadora en el caso Belén como nuevo Ministro de la Defensa.

El pliego de Washington Navarro Dávila fue aprobado en una legislatura vallada por 38 votos a favor y siete en contra y será desde ahora el encargado de liderar la defensa de los ciudadanos que no puedan acceder a un abogado de forma particular.

Para Soledad Deza, abogada de Belén, la designación es "una bofetada a los derechos de las mujeres". "Fue quien pidió la cárcel para Belén y quien decidió instruir un proceso aunque el mismo era producto de la violación del secreto profesional. Es un Fiscal que le imputó un homicidio aunque su historia clínica contenía un diagnóstico de aborto espontáneo y lo hizo aun antes de tener una autopsia del feto", escribió en un mensaje que fue difundido en redes sociales.

 

"Es un Fiscal que dejó que primen sus prejuicios de género por sobre la búsqueda de la verdad material y que no sólo no tiene antecedentes de conocimiento en género y DD.HH, sino que demostró en esta causa una sólida ignorancia de derecho. Si existiera la objeción de consciencia judicial contra los derechos de las mujeres, él la encarnaría", concluyó Deza.

En la Comisión de Peticiones y Acuerdos de la legislatura tucumana se habían presentado por lo menos cuatro pedidos de impuganción a su candidatura. Además, se reveló mientras cursaba la carrera de abogado en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) el nuevo ministro de la Defensa había recibido 31 aplazos.

Pese a estos antecedentes, la comisión dio dictamen favorable al pliego que había sido remitido por el gobernador provincial, el justicialista, Juan Manzur.

"Hemos analizado los pedidos de impugnaciones y también las pruebas que dejó el Dr. Washington Navarro Dávila, en distintos casos de distintas acusaciones que había, y por ello decidimos dar el dictamen favorable, salvo el Legislador Colombres Garmendia que emitió un dictamen en minoría", había expresado ayer la legisladora Sandra Mendoza, titular de la comisión.

Eudoro Aráoz (UCR), Luis Brodersen (PRO), José Canelada (UCR), Rubén Chebaia (UCR), Alberto Colombres Garmendia (PRO), Luis González (UCR) y Claudio Viña (Nueva Fuerza) fueron los legisladores tucumanos que no valaron con su voto la designación de Navarro Dávila.

Belén acudió a una guardia de un hospital tucumano con un aborto espontáneo en curso el 21 de marzo de 2014, tras el diagnóstico fue acusada de haberse deshecho del feto en unos de los baños del hospital. La policía la detuvo y la Sala III de la Cámara Penal tucumana la condenó aocho años de cárcel por "homicidio agravado por el vínculo" en un proceso plagado de irregularidades.

Finalmente, dos años después, en medio de una gran movilización popular, la Corte Suprema provincial dejó sin efecto la sentencia. Se basó en la necesidad de respetar el secreto profesional, el derecho de las mujeres que sufren un aborto y el derecho a recibir un trato digno y libre de violencia.