Mauricio Macri quiere vaciar las calles de la ciudad de Buenos Aires para que los servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad que viajarán a la Argentina a fines de noviembre puedan trabajar con comodidad en el marco de la cumbre del G20.

El decreto 967/18 para ese fin salió publiclado este martes en el Boletín Oficial y establece como feriado al viernes 30 de noviembre, por única vez y en el ámbito porteño.

Según cálculos de la Casa Rosada, más de 9 mil personas viajarán a Buenos Aires entre comitivias oficiales, empresarios y periodistas para asistir a la Cumbre, que se extenderá hasta el sábado 1 de diciembre.

Las reuniones se realizarán en el predio de Costa Salguero y una de las preocupaciones oficiales es el desplazamiento de los mandatarios desde sus lugares de estadía hasta el complejo ubicado en la Costanera.

Esas operaciones serán complejas y para ello trabajarán numerosos agentes de seguridad que vendrán con líderes como Donald Trump (quien traerá la comitiva de inteligencia más numerosa), Vladimir Putin y Angela Merkel, además de los presidentes de naciones como Canadá, China, Francia, India, Italia, Japón y Gran Bretaña, entre otras.

Un fin de semana agitado

En tanto, los porteños que quieran viajar ese fin de semana no podrán hacerlo desde el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, ya que entre las 15 del jueves 29 de noviembre y las 22 del sábado 1 de diciembre estará inhabilitado para operaciones civiles y comerciales, quedando reservado para aeronaves que transporten a presidentes, jefes de delegaciones o comitivas de países miembro u organismos internacionales, o militares.

La medida alcanzará también a los aeropuertos de El Palomar, San Fernando y Morón, además de los aeródromos y helipuertos que se encuentran dentro de un radio de espacio aéreo de 25 kilómetros de Aeroparque. 

En tanto, el aeropuerto de Ezeiza podría tener también algunas restricciones ya que podría utilizarse para las comitivas, aunque no se especificó aún cómo se manejará el aeroparque internacional.

En cuanto a la seguridad aportada por nuestro país, se calcula que habrá unos 20 mil efectivos de Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y PSA, además de la Policía de la Ciudad y la Policía Bonarense.