El ex secretario de Juventud PRO y actual candidato al Consejo de la Magistratura Yamil Santoro protagonizó una escena rayana con la ridiculez cuando decidió abandonar su puesto de militancia en defensa de los Uber, en medio de una manifestación realizada por la agrupación Taxistas Unidos.

Santoro agitó -con una mesa y un afiche- por la defensa de la aplicación que permite viajar por la Ciudad pero luego desapareció de la escena, frente a la Legislatura porteña, donde estaba convocada la legalización del sistema de transporte Uber, la que fue llamada "ubertazo".

Los taxistas se concentraron cerca de las 17 en Perú al 100, para copar el espacio que iba a tener una hora después como escenario la concentración en respaldo a Uber, que actualmente funciona en la Ciudad de manera ilegal.

El 'Ubertazo' fue convocado a través de las redes sociales por “usuarios y choferes” en reclamo del tratamiento de un proyecto de ley para regularizar ese servicio de transporte de pasajeros.

En rigor, la Legislatura tiene previsto tratar el jueves 8 de noviembre, un proyecto del bloque oficialista que agrava las penas a quienes transporten pasajeros de manera ilegal, como retención de la licencia y multas de unos 200.000 pesos, en un intento de frenar el avance de la empresa Uber.

La iniciativa estipula que los agentes viales podrán retener la licencia de manejo a quien "preste un servicio de transporte de pasajeros sin el permiso, autorización, concesión, habilitación o inscripción que la normativa aplicable requiera, sin perjuicio de la sanción pertinente”.