foto archivo Télam
foto archivo Télam

Hace ya 13 meses que el gobierno nacional impuso la desregulación en el precio de las naftas y el resultado está a la vista: en lo que va de 2018 los precios subieron ya el 75 por ciento. Al menos así sucede desde hoy, día en que los valores en las estaciones de servicio se reajustan entre el 5 y el 7 por ciento dependiendo de la marca.

Algunas firmas, en tanto, subirán sus precios a partir de este sábado. 

Si bien el dólar cayó en octubre el 12 por ciento, el precio del combustible sigue su marcha acelerada hasta que finalmente solo un pequeño porcentaje de la población lo pueda pagar. En lo que va de 2018 las estaciones de servicio ya remarcaron 14 veces.

La situación queda en evidencia cuando se miran los números de la venta de autos, que cayó con fuerza en los últimos meses y provoca que algunas automotoras anuncien vacaciones forzosas y freno en la producción, ya que no tienen a quien venderles los coches que también dispararon sus precios hasta el 100 por ciento en 2018.

Otro de los datos que no se le escapa a nadie es que durante octubre la caída en el expendio de combustibles cayó el 7 por ciento y la cifra se estira hasta el 25 si hablamos de naftas premium en términos interanuales.

Así y todo, desde las petroleras aseguran que todavía la nafta está barata y que "aún falta al menos dos incrementos más antes de fin de año".