La recesión no para y las ventas volvieron a registrar números alarmantes durante el mes de octubre, según afirmó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). La caída en el mes del Día de la Madre fue del 9,4 por ciento interanual y se sumaron así diez meses consecutivos de cifras en rojo.

"Todos los rubros que componen la canasta minorista tuvieron caídas muy fuertes en un mercado que vendió lo justo y necesario", señalaron desde la entidad empresaria.

Además, remarcaron que los argentinos llevamos casi al mínimo los gastos con tarjeta de crédito y las cuotas debido a las altísimas tasas de interés (que en algunos casos llegan al 120 por ciento anual si se paga el mínimo).

Además, las empresas señalaron que fue el peor octubre en muchos años, con un Día de la Madre desangelado en términos de compraventa.

"Se vendió muy poco, el regalo fue discreto, y si bien hubo muchísimas promociones, no alcanzaron para salvar la fecha donde las familias hicieron más paseos que compras", aseveraron desde CAME.

"La caída en el poder adquisitivo del ingreso familiar es muy visible y la demanda no está pudiéndose sostener siquiera con las oportunidades de financiamiento que ofrecen algunos negocios", resumieron.