Martínez Rojas en Tiempo Argentino, la noche en que ingresó con una patota a destruir la redacción.
Martínez Rojas en Tiempo Argentino, la noche en que ingresó con una patota a destruir la redacción.

El juez federal Daniel Rafecas procesó hoy al empresario detenido Mariano Martínez Rojas por el entorpecimiento de las comunicaciones de Radio América en junio de 2016.


La decisión incluyó un embargo de 300 mil pesos sobre los bienes del empresario, quien ya está detenido en una causa por asociación ilícita y lavado de dinero por falsear declaraciones juradas con las que compraba dólares a precio oficial en pleno cepo cambiario durante el kirchnerismo.


La denuncia la hicieron ex trabajadores de Radio América, que acusaron por la interrupción del servicio radiofónico a una patota que -según ellos- respondía al empresario Martínez Rojas, quien se alegaba ser "dueño" de la emisora.


En su fallo, el juez dio por comprobado que no había obtenido de parte del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) la titularidad de Radio América, y pese a ello el empresario y la "patota" irrumpieron en el servicio.


Incluso, a partir de ello, la frecuencia de Radio América comenzó a transmitir música dejando de lado su programación habitual.


El magistrado lo acusó al empresario del artículo 197 del Código Penal que prevé penas de hasta dos años de prisión a quien irrumpa las comunicaciones radiofónicas.