Sociedad

“La eliminación de la categoría ‘sexo’ colabora a terminar con los estigmas”

La diputada nacional Silvia Horne presentó un proyecto de ley de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans para quitar el género del DNI y demás documentos oficiales. 

La FALGBT es la impulsora del proyecto de ley. (Foto: Twitter)
La FALGBT es la impulsora del proyecto de ley. (Foto: Twitter)

La diputada nacional kirchnerista, Silvia Horne, presentó un proyecto de ley elaborado por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) para eliminar la categoría “sexo” en el DNI y demás documentos oficiales.

Si bien hace tiempo que la organización LGBT venía trabajando en el texto, la presentación en el Congreso se da días después de que el Registro Civil de la provincia de Mendoza aprobara la solicitud de Gerónimo Carolina González para cambiar su "sexo" a indefinido en su partida de nacimiento. Ese trámite se constituyó como un antecedente histórico a nivel internacional y dio el punta pie para avanzar con la propuesta en el Congreso nacional.

La partida de nacimiento de Gerónimo Carolina González, con el campo de "sexo" vacío.
La partida de nacimiento de Gerónimo Carolina González, con el campo de "sexo" vacío.

El proyecto de ley se titula "contra la asignación sexual compulsiva: eliminación de la categoría “sexo” en documentos y protección de la diversidad corporal" (Expediente N° D 7073/18). Según informa la FALGBT, la iniciativa apunta a quitar el género "de cualquier documento público o privado, y garantiza la integridad, la autonomía y la diversidad corporal de todas las personas frente a intervenciones médicas destinadas a modificar sus características sexuales para adecuarlas a los estándares de asignación sexual o 'normalidad'".

En tanto, la diputada Silvia Horne planteó que la normativa ayudará a terminar con "posiciones arcaicas". "La finalidad es garantizar el derecho a la diversidad corporal de todas las personas, en especial de aquellas que son vulneradas por la discriminación, bajo pretexto de que sus cuerpos no hegemónicos varían de normas construidas sobre la base de una falsa noción de sexo. El Estado debe respetar el género autopercibido de acuerdo a cómo cada persona lo siente", fundamentó.

"El proyecto busca seguir avanzando sobre las bases que fueron ya establecidas en el 2012 por la Ley de Identidad de Género y es por ende una cuestión de justicia social, de derechos, de libertad. Es una iniciativa para seguir construyendo un mundo más igualitario", ponderó. 

"Como en algún momento figuraba en los DNI la religión o el color de la piel y ahora no, el sexo debe dejar de ser un dato requerido en documentación pública y privada"

El texto define la "noción falsa de sexo" como “la interpretación histórica, ideológica y cultural que se hace sobre ciertas diferencias anatómicas, especialmente sobre la genitalidad y otras comúnmente denominadas características sexuales. Estas lecturas, que históricamente se han basado en paradigmas médicos/científicos, se suelen atribuir a la biología y se han asignado con carácter binario, existiendo como únicas posibilidades el binomio varón-mujer”. También habilita que “a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, las personas podrán solicitar la supresión del dato “sexo” en todo documento público o privado en donde conste”.

La presidenta de la FALGBT, Marcela Romero, explicó que "así como en algún momento figuraba en los documentos personales la religión o el color de la piel y en la actualidad ya no es así, el sexo debe dejar de ser un dato requerido en documentación pública y privada. Dicho registro ya no ofrece ninguna utilidad real. Esta aceptada y generalizada práctica, bajo el examen de los instrumentos internacionales de derechos humanos, resulta una injerencia irracional, ineficaz y, por lo tanto, inaceptable".

Noticias de “Identidad de Genero”
Seguinos