La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y muchos consumidores optan por comprar anticipadamente los regalos que posteriormente entregarán a familiares, amigos e incluso conocidos en general. Es por ello que en noviembre ya acostumbran a detectarse las primeras tendencias en comercios, tanto online como físicos.

Este mes, de hecho, está siendo muy activo para todos los sectores, aunque la electrónica de consumo y la informática son dos de los que más han visto incrementadas sus cifras de ventas. Así lo demuestran los mac segunda mano, iPhone reacondicionados y otros productos fabricados por Apple, los cuales son vendidos a un precio inferior respecto al original por haber sido utilizados.

¿Por qué se han convertido en un excelente regalo de Navidad?

Es innegable que la compañía Apple lleva años labrándose una alta reputación a partir de su buen gusto estético y gran calidad. Incluso los aparatos más básicos a simple vista, como pueden ser los Apple TV, presumen de un estilo visual atractivo.

Ambas características repercuten en un aspecto negativo: el precio. Ya de por sí, a los usuarios les resulta complicado hacer el gran esfuerzo que supone adquirir desde el iPad Pro hasta el iMac para ellos mismos, acarreando más dudas si cabe en caso de que la compra vaya a ser llevada a cabo para entregársela a otro individuo a modo de presente navideño.

Pero, ¿y si esos artículos son adquiridos de segunda mano? En otros tiempos esa acción no era puesta en práctica habitualmente porque, a la hora de regalarlos, se evidenciaba un estado que en demasiadas ocasiones dejaba que desear. Sin embargo, a día de hoy es posible comprar todo tipo de productos apple segunda mano que incluso parecen recién salidos de fábrica.

Tanto es así que muchos de ellos incluyen el manual y la caja original, mientras que la carcasa, los conectores y el resto de elementos presentan un estado visual realmente bueno. Principalmente, son dos los factores que han dado pie a que en la actualidad sea posible encontrar artículos Apple reacondicionados en condiciones excelentes –teniendo en cuenta que atesoran a sus espaldas un mínimo tiempo de uso–.

En primer lugar, la citada marca de California es una de las que más incita a los consumidores a renovar sus modelos de forma regular. Son innumerables los usuarios que cambian, por ejemplo, su iPhone cada año para contar siempre con la última versión que ha sido lanzada al mercado. Económicamente no les supone un esfuerzo tan grande si previamente proceden a vender su actual smartphone, empleando el dinero obtenido en la obtención del nuevo.

Ello repercute en que muchos de los productos Apple de ocasión solo tienen un año o dos de antigüedad, por lo que su deterioro apenas es apreciable. Ese aspecto es de suma importancia en Navidad, puesto que a pesar del ahorro siempre se intenta evitar la entrega de un presente que acuse un considerable desgaste: defectos en la carcasa, funciones internas que no actúan como deberían, entre otros.

Por otra parte, el estado también acostumbra a ser tan bueno en la mayoría de casos por el empeño que ponen muchas empresas que se dedican en exclusiva a la compra y venta de productos Apple. Revisiones exhaustivas y reacondicionamientos completos son algunas de las acciones que llevan a cabo para que los consumidores pasen a tener un nivel de satisfacción muy elevado.

Incluso las más antiguas gozan de un estado bueno que permite su entrega en Navidades sin que la inversión económica a efectuar sea estratosférica, sino todo lo contrario.

Ya se han sacado a colación dos aspectos fundamentales como son el estado de los productos y el precio, pero queda por detallar otro factor clave que ha ayudado a que se convierta en el presente estrella de la época navideña.

Se trata de la ilusión que toda la gama de la compañía californiana despierta en niños, adolescentes y adultos al recibir aquel producto que tanto deseaban. Basta con contemplar sus sonrisas de gratitud tras abrir el envoltorio de papel y darse cuenta de que la caja alberga un producto que, además, suele ser inesperado.

Por ello, los productos Apple usados son excelentes regalos de Navidad. Elementos como el HomePod y el smartwatch de la marca previsiblemente triunfarán junto a los clásicos y tan solicitados iPhone, iPad y MacBook.