Los detectives privados en España no tienen la imagen que el cine de Estados Unidos ha querido transmitir a través de la gran pantalla. Nada más lejos de la realidad. El detective privado que trabaja en España se destaca, precisamente, por su normalidad y por llevar una vestimenta que le permite pasar lo más desapercibido posible para lograr el éxito en sus investigaciones. ¿Y qué tipo de investigaciones o trabajos pueden llevar a cabo los detectives privados?

En la comunidad autónoma de Aragón, los Detectives Zaragoza están capacitados para ofrecer sus servicios tanto a personas particulares como a empresas y a profesionales como los abogados. En cada caso, el detective privado o los profesionales que componen la empresa de detectives llevarán a cabo un cuidadoso estudio de cada una de las peticiones de sus clientes para idear el mejor y más efectivo método de trabajo.

En cuanto a los tipos de trabajo más solicitados por parte de la gente que acude a Detectives Privados Zaragoza a título particular tienen la finalidad de acreditar una situación personal. En concreto, como servicios más solicitados destacan los trabajos relacionados con la obtención de pruebas para custodia de menores, el impago de pensiones, la investigación infidelidades y conductas matrimoniales, así como la localización de personas.

Con su trabajo, estos detectives privados son capaces de resolver las dudas e inquietudes que tienen las personas en su vida diaria. Un trabajo que, lejos de lo que se puede pensar, debe hacerse con una empresa y profesionales de confianza y acreditados, ya que el trabajo de un detective privado requiere de la autorización pertinente.

Según estipula la normativa, la figura del detective privado está regulada por la Ley 23/1992, que establece que los detectives privados deben estar habilitados con carnet profesional expedido por el Ministerio del Interior a través de la Dirección General de la Policía.

De ese modo, con la acreditación que otorga su carnet y las pruebas cosechadas, los detectives privados pueden realizar un informe que pruebe determinado comportamiento, conducta o hecho. Al respecto, esos documentos elaborados por un Detective Privado Zaragoza pueden ser utilizados en un juicio por parte de los abogados para acreditar una prueba documental.

Y es que los abogados son otros de los profesionales que suelen recurrir a los servicios de un detective privado para para obtener pruebas que apoyen sus demandas, al tiempo que les ayudan a esclarecer los sucesos. En cuanto al perfil de servicios más solicitados, destacan los trabajos relacionados con la elaboración de informes de solvencia económica, estudios en comunidades de vecinos o los dirigidos a demostrar la duplicidad de domicilios.

Además, una buena parte de los servicios que prestan los detectives privados a los abogados son los que están relacionados con el Derecho de Familia.

Las empresas, un cliente al alza

Con la finalidad de evitar fraudes y bajas falsas por parte de los trabajadores, son muchas las compañías que solicitan los servicios de un detective privado para llevar a cabo la investigación a empleados de baja sobre los que tienen dudas de su incapacidad para acudir al trabajo.

En definitiva, los detectives lo que hacen es demostrar situaciones laborales irregulares en las que la empresa esté sufriendo una pérdida económica que puede estar relacionada también con las decisiones de los socios o la relaciones con los clientes. Por ello, el abanico por el que las empresas solicitan los servicios de estos profesionales es cada día más amplio.

Entre estos servicios se encuentran los ya mencionados de bajas fingidas y absentismo laboral, a los que se añaden las investigaciones relacionadas con la competencia desleal, la violación de patentes o la fuga de materiales y hurtos.

Los detectives privados son, en definitiva, profesionales que ofrecen soluciones a sus clientes que quieren demostrar algo que saben pero que no tienen los recursos o los conocimientos suficientes para demostrarlo. Por ello, este profesional está ganando día a día una mayor cuota de trabajo, ya que sus servicios pueden ser utilizados tanto por personas individuales como por empresas.

Una opción muy rentable para solventar esos problemas que parecen imposible de hacerlo y que, sin embargo, con la figura de un detective privado se puede arreglar de una forma más efectiva. Y todo con las pruebas necesarias y el informe adecuado.