Foto: Twitter @sutebaprovincia
Foto: Twitter @sutebaprovincia

Docentes bonaerenses cumplen este martes un paro por 24 horas en reclamo de una paritaria acorde a la inflación anual proyectada del 45%, mientras el gobierno de María Eugenia Vidal les propone un aumento del 30% y seguir discutiendo el tema en diciembre. 

"No vamos a firmar una pauta salarial a la baja, de ninguna manera. Si este año termina de esta manera, el año que viene va a continuar de esta manera", aseguró esta mañana el secretario general del gremio Suteba, Roberto Baradel, advirtiendo que las medidas de fuerza continuarán el año que viene si la Provincia no mejora la oferta. 

"La gobernadora aumenta impuestos, autoriza aumentos de tarifas y no permite que se actualicen los salarios. Le reclama al gobierno nacional que se actualice el Fondo del Conurbano por inflación, lo mismo le pedimos nosotros", indicó el sindicalista, quien explicó que de cerrar un ajuste salarial en un 30%, los trabajadores y las trabajadoras de la educación perderían entre 15 y 20 puntos el poder adquisitivo.

Para Baradel, la gestión provincial "nunca tuvo intención de generar un canal de diálogo y negociación" con los docentes, sino que intentó "poner pautas salariales a la baja", postura que no colaboró a resolver el conflicto en lo que va del año.
 
El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que nuclea a los sindicatos más representativos del sector, convocó al paro que se complementará con una movilización al mediodía hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires en la Capital Federal. En tanto, mañana continuará el plan de lucha con un banderazo en cada uno de los distritos por la "soberanía educativa".
 
 

Paro con "color político"

Foto: Twitter @gzinny
Foto: Twitter @gzinny

A pesar que la propuesta salarial está muy por debajo de la inflación proyectada, el director general de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, insistió con que las huelgas de las y los docentes tienen una motivación político partidaria.

"Muchos de los paros no tuvieron que ver con la situación docente. Excede el tema educativo y tiene un color político", aseguró el funcionario.

"Me parece que dejando a los chicos sin clases no es la forma de seguir conversando. Propusimos en la última reunión el aumento que pagamos y reunirnos en diciembre. Los gremios lo rechazaron", cuestionó el funcionario de la administración Cambiemos. Por el contrario, el FUDB acusa a su gestión de imponer aumentos unilateralmente y no dialogar.