La Justicia volvió a dar la nota, persiguiendo a un usuario de Twitter por por colocar un mensaje que involucraba al presidente Mauricio Macri. 
 
Mariano Rulli, el usuario damnificado, fue llamado a indagatoria por la Justicia federal de La Plata luego de que se sumara a una campaña viral en defensa del joven Nicolás Lucero.
 

 
Lucero pasó un año detenido y perdió su trabajo por un tuit publicado en el que hablaba en contra Macri. El caso del joven se hizo conocido por haber escrito una canción de cancha con insultos y falsas amenazas a Macri.
 
Meses después, Mariano Rulli se sumó a la campaña que implicaba replicar mensajes de otros usuarios y agregar insultos de canciones que se cantan en las canchas de fútbol.
 
 
Rulli entonces se preguntó en otro mensaje: "¿Nos meterán presos a todos?"
 
Posteriormente, la División Investigación de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Policía Federal Argentina, a cargo de la ministra Patricia Bullrich, realizó la denuncia que recayó en el juzgado platense de Ernesto Kreplak.
 
El magistrado -en consecuencia- lo llamó a declaración indagatoria acusado del delito de intimidación pública.