Córdoba: la Iglesia tiene 1.793 inmuebles, lucra con varios y no paga impuestos
Córdoba: la Iglesia tiene 1.793 inmuebles, lucra con varios y no paga impuestos

A partir del lobby eclesiástico para frustrar la legalización del aborto, los privilegios que el Estado le otorga a la Iglesia Católica en Argentina comenzaron a ser masivamente cuestionados como las exenciones impositivas de la que goza.

Esta semana le tocó el turno a Córdoba, donde el Estado perdió este año $47.769.197 por no cobrarle impuestos a los 2.141 inmuebles pertencientas a distintas religiones, de los cuales 1.793 son de la institución vaticana. Los datos fueron provistos por el Ministerio de Finanzas provincial ante el pedido de informe de la legisladora provincial del Frente de Izquierda (FIT), Laura Vilches.

La controversia salió a la luz porque la diputada presentó una denuncia administrativa en la Secretaría de Ingresos Públicos sobre 68 propiedades de la Iglesia donde se desarrollan actividades lucrativas como supermercados, clínicas de estética, hoteles, estaciones de servicio, canchas de tenis, de fútbol, lotes en barrios cerrados, entre otras.

Por ese motivo, la referente del PTS acusa al clero de “fraude al Estado” dado que las exenciones como en el caso del impuesto inmobiliario o ingresos brutos operan para las propiedades “dedicadas al culto, a la vivienda de sus sacerdotes y religiosas, a la enseñanza o demás obras de bien común” y no a actividades comerciales.

El relevamiento de los domicilios fue realizado personalmente por la diputada y un grupo de colaboradores a partir de un listado que la Secretaría de Ingresos Públicos les entregó en septiembre pasado. En la recorrida comprobaron que hay explotaciones comerciales y productivas en al menos 68 inmuebles.

En Córdoba, el Código Tributario exime a los cultos aceptados en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación de cuatro impuestos: Inmobiliario, Ingresos Brutos, Sellos y Automotores. Según el diario La Voz, para la institución del Estado Vaticano este tipo de derecho opera de manera automática, pero el resto de las religiones debe inscribirse para obtener el beneficio. 

Un antecedente similar se registró en Salta, donde los diputados provinciales del Partido Obrero presentaron en agosto pasado un proyecto de ley para que la Iglesia comience a pagar el tributo inmobiliario por sus 212 propiedades valuadas en $14 mil millones, entre las que hay casi 400 hectáreas de campo.