imagen: Nueva Ciudad
imagen: Nueva Ciudad

La cumbre mundial del G20 es vendida año tras año como un encuentro para resolver cuestiones centrales que, al mismo tiempo, año tras año, siguen sin resolverse. Pobreza, exclusión, violencia, hambre. Pasan las cumbres y quedan los problemas. En ese marco y a horas de que la máxima concentración de líderes políticos llegue a Buenos Aires, Infonews habló con Carolina Balderrama, miembro del Foro Feminista contra el G20.

Santiagueña, comunicadora social y docente de la cátedra Géneros, Comunicación y Cultura de la Licenciatura en Periodismo en la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), Carolina es también una de las despedidas de la Agencia Nacional de Noticias Télam y forma parte de la Red Par (Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista).

Infonews: —¿Cómo nació el Foro Feminista contra el G20?

Balderrama: —El Foro Feminista contra el G20 nació a partir de un grupo de feministas argentinas, del Cono Sur y de toda Latinoamérica. Es un espacio sumamente transversal, heterogéneo y de multiplicidad política. Las actividades comenzaron hace un año contra la llegada de la Organización Mundial de Comercio (OMC) a Buenos Aires y se retomaron contra la presencia del Women 20 (W20) en la ciudad, mostrando las resistencias y las propuestas desde los movimientos feministas.

"El G20 nunca viene solo. Siempre viene de la mano del FMI, de la OMC, de los tratados de libre comercio, de las bancas internacionales, de los organismos transnacionales"

In: —¿Qué tienen para decir las mujeres contra el G20?

CB: —Desde los feminismos, tenemos mucho para decir en cuanto al abordaje contra la agenda económica del G20, en un momento de exacerbación del capitalismo y de crisis civilizatorias. No sólo las mujeres, sino también las disidencias sexuales, somos las más endeudadas y las más afectadas en este contexto de ajuste económico y laboral. El G20 es una reafirmación de ese capitalismo.

In: —¿Qué significa que el primer destino del presidente Donald Trump a Latinoamérica sea Buenos Aires?

CB: —Claramente, la presencia de Donald Trump significa que somos sus mejores alumnos. Recordemos que el FMI entregó el mayor crédito de toda la historia a la gestión macrista. También recordemos que el G20 son sólo 19 países más la Unión Europea. Es decir que está representado sólo el 10% de los países del mundo, con lo cual, todos los otros estados soberanos quedan fuera de la toma de decisiones. Además, el G20 no son sólo los jefes de Estado. El G20 nunca viene solo. Siempre viene de la mano del FMI, de la OMC, de los tratados de libre comercio, de las bancas internacionales, de los organismos transnacionales. Somos los mejores alumnos del endeudamiento y eso pone en riesgo la soberanía de nuestras decisiones.

 

In: —¿Cuáles son los principales puntos de conflicto con las propuestas del G20?

CB: —En primer lugar, lo que el Estado argentino invirtió para la organización del evento del G20 como país anfitrión equivale al recorte que se realizó al presupuesto en educación de las universidades nacionales en Argentina. Esto quiere decir que no es que no haya dinero, sino que hay decisiones políticas muy claras al decidir a dónde va ese dinero. Por otra parte, los ejes de trabajo del G20 son la infraestructura para el desarrollo, la seguridad alimentaria, y el futuro del trabajo. ¿De qué infraestructura para el desarrollo hablan? Nosotras no queremos el desarrollo económico de las multinacionales través de la extracción de nuestros recursos naturales. Nosotras proponemos la necesidad de obra pública para el desarrollo de los pueblos y con políticas no extractivistas de nuestros recursos. ¿De qué seguridad alimentaria hablan? Nosotras proponemos la soberanía alimentaria. ¿De qué futuro del trabajo hablan? Nosotras queremos hablar del presente del trabajo. Estamos en un contexto de despidos masivos, de persecución a los sindicatos, de precarización de las fuerzas laborales, de una “uberización” de la economía. Nosotras queremos respuestas a eso. El G20 no nos representa. Que no hablen en nuestro nombre. Por eso nuestra consigna a lo largo de esta semana es ¡fuera G20 y fuera FMI!