No es la primera vez que el papa Francisco despotrica contra el colectivo gay. Más allá de algunos espasmódicos atisbos de apertura, el jefe del Vaticano suele disparar a la diversidad de diferentes formas. El último episodio se revela por estas horas y es parte de una entrevista-libro que será editada el próximo lunes.

"En nuestras sociedades la homosexualidad parece ser una moda y esta mentalidad influye en cierto modo en la Iglesia", apuntó Francisco según informó la agencia DPA.

El libro en cuestión se titula La fuerza de la vocacion y está firmado por Fernando Prado, quien entrevistó al Papa y entre otros temás se ocupó de los curas que dan a conocer su inclinación sexual.

"Es algo que me preocupa", dijo el Pontífice y, no conforme con eso, agregó: "La cuestión de la homosexualidad es muy seria y hay que discernir adecuadamente desde el comienzo con los candidatos (a curas)". "Hemos de ser exigentes", acotó y luego dejó en clara la posición oficial de la Iglesia en contra de los sacerdotes gays: "La Iglesia recomienda que las personas con esa tendencia arraigada no sean aceptadas al ministerio ni a la vida consagrada, no es su lugar".