Parece ser parte de la furibunda interna que cada día se amplía más entre el presidente Macri y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Pero son datos fácticos. La Dirección de estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó que en el tercer trimestre de 2018 los alquileres aumentaron en promedio el 30 por ciento.

En este contexto, un porteño gasta más de la mitad de su sueldo solo en pagar el alquiler (teniendo en cuenta un sueldo promedio de los que se pagan en la Ciudad) sin contar expensas, impuestos ni tarifas de servicios públicos.

Los datos corresponden al informe del tercer trimestre de 2018 e indican que un monoambiente sale el 35,8 por ciento más que hace un año. Un dos ambientes 31,8 y un tres ambientes 25,8 por ciento más.

En el mismo sentido, el informe devela que un departamento de un ambiente se alquila en un promedio a 9.318 pesos prmedio; uno de dos ambientes a $12.346 y uno de tres a $18.229. Siempre según el barrio: un monoambiente en Recoleta o Palermo puede costar lo mismo que un 3 ambientes en Villa Lugano.

Según los últimos datos oficiales sobre ingresos en la Ciudad, el salario neto promedio es de 23.660 pesos, con lo cual alquilar un monoambiente representa el 39% de los ingresos, un dos ambientes el 52% y un tres ambientes el 77%.