Caso Celeste Belén Grippo Martínez: "Mi hija le tenía terror a esa escopeta de mierda"
Caso Celeste Belén Grippo Martínez: "Mi hija le tenía terror a esa escopeta de mierda"
Celeste Belén Grippo Martínez era una joven de 27 años que el 29 de mayo de 2017 apareció muerta en su casa de Valentín Alsina, partido de Lanús en un sospechoso episodio en el que trascendió que la joven se suicidó de un escopetazo en la cabeza, apretando un gatillo con el dedo gordo del pie. 
 
En una extensa entrevista publicada por el sitio Big Bang News, Norberto Grippo, padre de Celeste, dijo: "A mí no me entiende nadie. Todo el mundo me dice Ya se te va a pasar, ya se te va a pasar, pero pasa el tiempo y no se me pasa un carajo".
 
La justicia sostuvo la versión de Víctor Nosach, su ex pareja, el dueño de la escopeta, dos veces denunciado por violencia de género contra Celeste y jamás imputado en la causa, única versión que hasta ahora la Justicia toma por válida.
 
"Era un amor enfermizo. Se separaban, volvían, se separaban, volvían", contó Grippo sobre la relación entre Celeste y Nosach. 
 
"Cuando yo hacía un asadito en casa, que venían, todo muy lindo, todo muy contento, estaba mi hijo Matías, pero después cuando ellos se iban, ella subía al auto y él la miraba de una manera rara, con los ojos medio amenazantes", señaló en la entrevista.
 
"Tres días antes de su muerte mi hija habló conmigo, que venía de Santa Teresita a Buenos Aires. "Me separo, papá, ya está pensado. Esta vez del todo", contó el padre de Celeste, y agregó que su hija le advirtió: "Espero que el Gordo me deje sacar las cosas, está muy problemática la cosa con la madre, la hermana, la familia, pa, tengo miedo".
 
Contó estar "muy enojado con la policía, con la fiscal, con todos. Muy malo todo lo que hicieron. Me habían dicho que estaba el cuerpo trabando la puerta del baño, y no estaba ahí, estaba en el vestidor, que es tan chiquitito.  Y nadie escuchó el tiro de la escopeta, querido, ¿cómo puede ser? ¿Qué se va a matar mi hija? ¿Se va a hacer la camita, va acomodar todo para matarse? Están chapita. Arreglaron todo".
 
"Yo quería declarar lo que pasó con el comisario, con la fiscal, cómo vi el cuerpo de mi hija, cómo vi que se olvidaban la ropa, cómo le hicieron las pericias de la pólvora, de la parafina, se la hicieron a él solo y al hermano no se la hicieron. Quería declarar que el hermano de Víctor iba con el termo y el mate para todos lados y vino una persona, no sé quién era, y le dijo "qué pasó, loco", "Esta loca se mató, mirá si nos mata a nosotros", me miraba y se reía. Un cínico terrible", detalló.
 
Grippa relató que su hija "le tenía terror a la escopeta de mierda esa. Yo le pregunto a la hermana de Víctor: "Escuchame, ¿cómo agarró mi hija la escopeta para matarse, dónde están los cartuchos?" Y me dijo "Y si está toda la casa llena de cartuchos, hasta en la mesita de luz había cartuchos". 
 
"Eso es mentira. Si había cartuchos en la mesita de luz, ¿por qué la policía no los secuestró como prueba? Yo no llevé el celular, me equivoqué, tenía que haberle sacado fotos a todos, cómo la policía se olvidaba la ropa de ella, cómo dos oficialitos de 20 años la desnudaban a mi hija, y la médica forense dónde carajo estaba, dos pendejitos cagándose de risa. Después le dije al responsable del operativo "¿a vos te parece que mi hija se puede haber matado con la escopeta?" Y me hizo un gesto como que no, de ninguna manera", concluyó.