La reunión entre directivos de Aerolíneas Argentinas y representantes de los gremios del sector terminó de forma abrupta cuando la empresa confirmó que no dará marcha atrás con la suspensión de 376 trabajadores por las asambleas que paralizaron el servicio semanas atrás.

Desde los sindicatos advirtieron que el diálogo seguirá cortado hasta tanto AA deje sin efecto las medidas disciplinarias.

El fallido encuentro se realizó en las oficinas de Aerolíneas en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Estuvieron presentes los gremios de pilotos (APA y UALA) y personal de tierra (APTA, UPSA y APA).

Aerolíneas Argentinas había convocado a la reunión para hacer una oferta salarial por la paritaria 2018/2019, luego del encuentro del lunes pasado en la que el presidente de la empresa, Luis Malvido, había recibido a los gremios y en la que se pactó iniciar conversaciones. Sin embargo, en la reunión ni siquiera se llegó a plantear la oferta, debido a la inamovilidad de las sanciones que terminó abortando el encuentro.