El exministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo, Julio De Vido, presentó un escrito ante el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa que lo involucra en el cobro de sobnornos relacionados con los subsidios al gasoil para empresas de colectivos y ferroviarias.

El exfuncionario, quien está preso desde hace más de un año, pidió carearse con los empresarios que declararon en esa causa amparándose en la figura del "arrepentido".

En ese marco, De Vido denunció que desde hace dos años es víctima de una "persecución judicial" en la que sólo se lo acusa por "haber sido ministro y fiel compañero de Néstor Kirchner".

El exministro hizo su presentación durante la declaración indagatoria a la que fue sometido este viernes en los tribunales de Comodoro Py. Junto a él declararon también los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

La causa en la que los tres exfuncionarios están involucrados es una ramificación de la causa madre, la de las fotocopias, más conocida como "La causa de los cuadernos de Centeno".