Los resultados de los análisis forenses sobre los cuerpos de las jóvenes que fueron encontradas colgadas de un árbol en Río Ancho, Salta, demostraron que las chicas murieron ahorcadas, sin alteraciones previas.

Tras los estudios anatomopatológicos sobre los cuerpos de Luján Peñalva y de Yanina Nüesch, se potenció la hipótesis del pacto suicida de las chicas. Esto se suma a que no atravesaban buenos momentos con sus respectivas familias y parejas.

Según los resultados forenses, sus órganos vitales estaban en perfecto estado, por lo que no fallecieron antes de aparecer ahorcadas.

Los estudios toxicológicos habían dado negativo, por lo que las chicas no estaban drogadas cuando murieron.

Pese a que la familia de Luján cree que fueron asesinadas, todo indica que las jóvenes habrían decidido quitarse la vida.