El Senado aprobó la ley de Papel Prensa para desregular la venta y producción de papel de diarios y eliminar el precio único y la obligación de abastecer al mercado interno.

El texto fue elaborado por el diputado justicialista Diego Bossio y tiene las firmas de los líderes del bloque de Cambiemos, Mario Negri y Nicolás Massot; del jefe del interbloque del PJ federal, Pablo Kosiner; y de los massistas Marco Lavagna y Alejandro Grandinetti, entre otros.

Con 45 votos afirmativos, 16 negativos y tres abstenciones, Cambiemos logró aprobar en el Senado la derogación de varios artículos de la norma sancionada durante el kirchnerismo. Habrá arancel cero para importación por diez años.

La expresidenta Cristina Kirchner denunció  que este proyecto, que “demandó solo 20 días” y acotó: “Dónde está el poder en Argentina; un poder que se conecta con todas estas bancas de diferente manera pidiendo que acompañen la ley”.

La senadora del Frente para la Victoria-PJ dijo que la iniciativa es “contraproducente para los intereses de todos los medios de comunicación pequeños de Argentina”.

Destacó que constituye un “blindaje mediático a favor de las políticas del Gobierno”. El titular del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff respondió a las críticas de la senadora Cristina Kirchner: “No alcanza el blindaje mediático cuando la realidad económica te desborda. No se tapa el sol con las manos”.

La iniciativa fue rechazada por el Frente para la Victoria-PJ de Cristina Kirchner; la puntana María Eugenia Catalfamo; la misionera Magdalena Solari Quintana; el porteño Fernando “Pino” Solanas; la rionegrina Magdalena Odarda; y el salteño Juan Carlos Romero.

“Creo que acá se está silenciando la opinión de los distintos sectores que agrupan a los medios gráficos y, sobre todo, los del interior del país”, sostuvo el senador Fernando Solanas.

"Se afecta la calidad democrática, las verdaderas democracias incentivan la libertad de expresión. Las que buscan consolidar posiciones dominantes de medios de comunicación limitan el acceso a la palabra para que no haya diversidad de opiniones", advirtió la senadora puntana Eugenia Catalfamo. 

Argentina Federal sufrió un pequeño quiebre: los pampeanos Daniel Lovera y Norma Durango votaron en contra, a contramano de la posición mayoritaria de la bancada, mientras que los chubutenses Mario Pais y Alfredo Luenzo, y la catamarqueña Inés Blas se abstuvieron.

El jefe del interbloque peronista, Miguel Pichetto, defendió el proyecto al sostener que “la desregulación de la importación del papel alienta el esquema de competencia y mejora de precios”.

“No hay ninguna conspiración en marcha: simplemente hay un proyecto que se adecua a los tiempos de un capitalismo moderno, no de una economía cerrada que no permita posibilidades de crecimiento”, concluyó el rionegrino.

LEY BOSSIO 


Anteriormente, en la Cámara de Diputados la iniciativa recibió el 6 de diciembre media sanción con 127 votos aportados por Cambiemos, el Frente Renovador y el bloque Justicialista, contra 66 del kirchnerismo y la izquierda.

La ley del diputado justicialista Diego Bossio, deroga ocho artículos de la Ley 26.736, sancionada en 2011, que declaró de interés público la producción, comercialización y distribución de este insumo.


Papel Prensa fue fundada en 1971 y está conformada por el grupo Clarín, que tiene el 49 por ciento de las acciones, y La Nación, con el 22,49 por ciento, mientras que el resto pertenece al Estado.


Esta norma deroga artículos de la ley que regulan la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y papel de diarios, con el fin de eliminar la obligación de abastecer el mercado interno.

Elimina la obligación de comercializar el papel para diario a un precio único y público de pago. Además, desregula la cantidad de producción nacional y de importación de pasta celulosa y papel para diarios a fin de abastecer al mercado local.

Durante diez años el arancel de importación de papel de diario será del cero por ciento, con el objetivo de “garantizarle a los diarios más chicos que pueden importar sin aranceles”, explicó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

Según la ley, Papel Prensa ofrecerá descuentos, beneficios o promociones que tendrán que ser igualitarios para todos los clientes.