La textil Tipoití frenará su producción desde el 22 de diciembre y abriría el 4 de febrero. De este modo, la fábrica ubicada en la ciudad de Corrientes cerrará suspenderá a sus 750 trabajadores por la crisis que sufre el sector, según confirmaron dirigentes de la Asociación Obrera Textil (AOT).

@hernanescribe
@hernanescribe



"Tenemos mucha tristeza e incertidumbre porque no sabemos qué pasará con la empresa después de esa fecha”, declaró a Télam el secretario general de la Comisión Interna, Gustavo Bravo. También reveló que durante la suspensión los empleados percibirán el 70 por ciento del salario.

“Es la primera vez en la historia que la planta se paraliza totalmente, nunca había pasado desde su inauguración hace 70 años”, apuntó y contó que durante algunos momentos de crisis sólo sufrieron recortes en los horarios.

“En la última semana de enero nos reuniremos, como ayer, nuevamente con los empresarios para ver como seguimos, pero tenemos mucha incertidumbre y temor”, sostuvo. En ese sentido explicó: “Lo que buscamos es que no haya despidos, no queremos que nos suceda como a muchísimos compañeros textiles del país que quedaron sin trabajo”.

“Nos dieron su palabra”, dijo en función del resguardo de las fuentes de trabajo pero advirtió que durante la reunión de enero verán “cómo continúa la situación y si hay una reactivación en la empresa”.

Seguidamente señaló que la situación imperante “se debe a una mala política del Gobierno nacional que con las importaciones indiscriminadas perjudica a la industria nacional”.