La militante por los derechos de la mujer y dirigente de Apuba Vanina Biasi presentó una denuncia por amenazas contra un hombre que realizó trabajos de plomería en su casa y luego le envió audios intimidatorios a su teléfono celular.

“Hace unos días recibí dos vídeos y luego un audio amenazante de parte de un plomero que circunstancialmente había concurrido en un par de oportunidades a mi casa, como parte de arreglos que correspondían a los vecinos”, relató Biasi según publicó el portal Prensa obrera.

El arreglo se realizó a principios de este mes de diciembre y el domingo 16 el hombre pasó a atacarla luego de un intercambio de mensajes telefónicos por cuestiones del arreglo que había realizado.

En un mensaje le envió por Whatsapp un video en el que militantes del aborto clandestino se referían a la presunta "violencia de las abortistas". No conforme con eso, el plomero le mandó otro video, en este caso del reaccionario periodista Eduardo Feinmann, quien en sus palabras defenestra los derechos de la mujer y la lucha por ellos. 

"Son todas lesbianas, putas, degeneradas, atorrantas. Yo las pondría contra el paredón o las echaría del país"

Además, disparó un agresivo y amenazante mensaje de audio: "Así que vos sos la troska,no? La zurdita del PO, que sacan cinco votos cuando ganan la elección y quieren hacer ruido con el pañuelo verde. Son una mierda. Todas son una mierda, todas las que tienen el pañuelo verde. Pero finalmente les vamos a doblar el codo, eh. Les vamos a doblar el codo. Las aborrezca… las aborrezco a todos los que usan el pañuelo verde por abortista, por anti patria, por anti familia, por anti Dios, por anti todo. Son una mierda. Por suerte el pueblo les da la espalda. Tienen que hacer ruido con esto porque el pueblo no les da bola. Cuando llegan las elecciones sacan cinco votos, no le da pelota. Pero son una mierda de mujeres. Yo las pondría a todas contra el paredón. En realidad, a todas esas, son todas lesbianas, putas, degeneradas, atorrantas. Yo las pondría contra el paredón o las echaría del país, como Fidel Castro echó a toda esa gente marginal que no servían para nada. Porque en verdad, no sirven para una mierda”.

“En su audio el hombre delinea una línea política misógina y reaccionaria sumamente ecléctica. Más allá de lo sinuoso de su recorrido político el audio muestra el impulso que generó en él la campaña de las ONG católicas contra las mujeres que luchamos por el aborto legal”, describió Vanina.