Ocho de cada diez legisladoras nacionales y porteñas sufrieron algún tipo de violencia de género a lo largo de su carrera política, de acuerdo con una encuesta del Equipo Latinoamericano de Justicia y Violencia de Género (ELA).



El relevamiento incluyó a 45 legisladoras de once provincias y de la Capital que pertenecen a diferentes partidos políticos.

De los casos positivos, el 82% dijo que les habían restringido el uso de la palabra en reuniones y sesiones o que las habían aislado en el ejercicio de sus funciones.

Además, los dos tipos de violencia más frecuentes que detalla el estudio fueron la psicológica (50%) y la simbólica (28%). También hablaron de violencia económica, con el 22%, mientras que la violencia física y la sexual fueron representan al 10% de los casos.

La directora ejecutiva adjunta de ELA, Lucía Martelotte, declaró a La Voz del Interior: "Lo que vimos fue que, lejos de ser un problema aislado o de algunas mujeres o partidos políticos, la violencia contra las mujeres en política existe y es un problema muy extendido".