El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompió la ilusión de un niño de siete años, en la víspera de Navidad, al decirle que ya era "marginal" creer en Santa Claus a esa edad.

La conversación tuvo lugar en el marco de una tradicional actividad navideña, en el que el mandatario y la primera dama atendían llamadas de los niños, organizadas por los militares del Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (Norad, por sus siglas en inglés), para que averiguaran cuándo llegaría Santa Claus y por dónde se encontraba en ese momento el trineo con sus renos.

El diálogo entre el mandatario estadounidense y el menor fue el siguiente: "Hola, ¿eres Coleman? Feliz Navidad. ¿Cómo estás? ¿Cuantos años tienes? ¿Te está yendo bien en la escuela? ¿Todavía crees en Santa? Porque a los siete años es marginal, ¿verdad? Simplemente pásalo bien", dijo Trump, según informa el diario The Hill, citando un reporte del grupo de periodistas acreditados en la Casa Blanca.

Las respuestas de Coleman no se pudieron escuchar. Seguro, ya no tendrá la mejor de sus Navidades. (Sputnik)