Sociedad

Justicia patriarcal: las mujeres ocupan menos de un tercio de los nombramientos

El fuero más desaigual es el penal y la tendencia solo se revierte en el laboral, a pesar de la reducción de la brecha en los últimos años.

Fuente: CIJ
Fuente: CIJ

 

La desigualdad de género afecta también a la justicia argentina. En los últimos 20 años el nombramiento de jueces, fiscales, defensores y secretarios hombres alcanzó el 65%.

El ámbito más desparejo es el fuero penal, donde trepa a un 80 por ciento de hombres. En paralelo la diferencia va de la mano con la escala jerárquica, siendo aun menor la presencia de personal femenino a medida que aumenta la importancia del cargo.

De acuerdo con el relevamiento de La Nación, la diferencia se achicó en los últimos años pero se mantiene la brecha, con el 72% de los jueces penales hombres.

Dicha tendencia se mantuvo durante el actual gobierno, a pesar que la lucha de las mujeres por sus derechos creció exponencialmente en los últimos tres años.

Esta situación se replica en los principales tribunales del país. Solo una mujer es parte de Corte Suprema y una sola ocupó la Procuración General desde el regreso de la democracia.

Mientras tanto, uno de los 12 juzgados federales de la Capital está a cargo de una mujer, nombrada en los ‘70 y son clara minoría en las instancias revisoras.

En las últimas dos décadas, el 44%  de los jueces designados son mujeres
, pero ese número aumentó en los últimos tres años hasta el 49%, al borde de la paridad.

El único fuero con mayoría femenina es el laboral, con el 57% de los nombramientos desde 2000
para fiscales, juezas y defensoras mujeres.

Noticias de “Géneros”
Seguinos