El Gobierno reglamentó este jueves los cambios en el Impuesto a las Ganancias y entre las novedades figura un tributo sobre la renta financiera que grava a plazos fijos, acciones, bonos y alquileres.



El decreto de 68 páginas y 96 artículos se publicó en el Boletín Oficial y lleva las firmas del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

De este modo se reglamenta la ley 27.430 de reforma tributaria y grava los intereses o rendimientos por colocaciones de capital efectuadas desde el 1 de enero de 2018, de modo que tiene efectos retroactivos.

El decreto reglamenta la renta de inversiones financieras con una alícuota de entre 5 y 15%, dependiendo del tipo de instrumento y característica del inversor, que logre un retorno superior a los 67 mil pesos.

Así, los intereses por plazos fijos y por fondos de inversión en pesos, estarán alcanzados con una alícuota del 5%. Si son en dólares o con cláusulas de ajuste, pagarán el 15. El interés de la caja de ahorro no será alcanzado.

"En esta oportunidad, corresponde incorporar las restantes adecuaciones a la reglamentación aprobada por el Decreto 344 del 19 de noviembre de 1998 y sus modificatorios, como así también ajustar su texto de conformidad a los cambios que efectuara el Código Civil y Comercial de la Nación y demás normas aprobadas en los últimos años, como las Leyes 27.260 y 27.346", puntualizó el Poder Ejecutivo.

Las medidas publicadas este jueves comenzarán a regir oficialmente desde este viernes, pero restan resoluciones de la AFIP para detallar los pasos a seguir al momento de pagar el impuesto.