Larreta intentó mostrarse "cerca de la gente" pero sufrió dos escraches en 24 horas
Larreta intentó mostrarse "cerca de la gente" pero sufrió dos escraches en 24 horas

Las constantes puestas en escena de Horacio Rodríguez Larreta para "estar presente en los barrios" y mostrar "cercanía con los vecinos" le ocasionaron esta semana un par de traspiés en distitntos puntos de la ciudad.

El Jefe de Gobierno porteño sufrió, en efecto, dos escraches en menos de 24 horas. El primero se produjo en un bar de Parque Chas, donde se encontraba reunido este jueves con funcionarios luego de que el bloque oficialista en la Legislatura no diera quórum para tratar el cierre de 14 escuelas nocturnas.

El segundo espisodio ocurrió el viernes en la Villa 31. Allí, Larreta almorzaba con un grupo de dirigentes y punteros del lugar cuando se vio increpado por las políticas que lleva adelante.

En ambos casos, si bien hubo reproches y duras acusaciones, la violencia estuvo ausente por completo. Incluso Larreta atinó a responder las críticas, aunque exasperando aún más los ánimos de quienes venían a fustigarlo.