Se lo ubica todavía en el espacio de Sergio Massa, pero Guillermo Nielsen viene haciendo fuertes declaraciones contra el gobierno nacional y algunas de sus críticas salpican incluso al Frente Renovador, que hasta hace poco pregonaba el impuesto a la renta financiera (medida que Nielsen calificó cmo "infantil"). Pero más allá de eso, el hombre que renegoció la deuda externa en la presidencia de Néstor Kirchner fustigó el rumbo económico de la Argentina y dijo que le causa mucha tristeza.

El principal foco de sus críticas fue el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. "Muchos de los resultados los podemos ver con nitidez, como es la caída que está registrando el sector industrial", disparó en diálogo con Infobae.

"Los que tenemos experiencias con el FMI sabíamos que venía algo así, porque es la consecuencia de las altas tasas de interés, cosa que nos retrotrae al pasado, cuando creíamos que estaba superado. Después de las cosas que nos habían pasado, que tuvo su punto cúlmine en la crisis de finales del 2001; y después salimos y termina en diciembre de 2005, cuando se anuncia que se le va a pagar la deuda al Fondo, se concreta en los primeros días de enero de 2006. Y creía que nunca más íbamos a tener un acuerdo con el FMI, que era el fin de una etapa, que los argentinos habíamos aprendido del costo que significa. Pero el Gobierno se sobre endeudó muy rápidamente", redondeó.

Quien fue secretario de Finanzas y negoció con los fondos buitre entre 2003 y 2005 dijo que la alternativa que tenía el Gobierno antes de acordar con el FMI era "laburar, cosa que no hicieron".

"Creo que el presidente Mauricio Macri se ha manejado con desprecio respecto a la economía", opinó y redobló sus críticas: "No veo lo positivo de tener un programa con el FMI. Y no lo veo cuando todos vemos lo que está pasando con las tasas de interés".

"La Argentina lamentablemente, al haber fallado el primer acuerdo con el FMI, y no haber aprobado la primera revisión, luego de haber negociado mal, no tiene grados de libertad. Hoy lo que se hace es seguir las instrucciones que da el Fondo, a partir de los datos diarios, semanales y mensual que el equipo económico le envía, los cuales están puesto por escrito cuáles son. Todo es muy lamentable y muy triste", completó categórico.

Con respecto a la situación político-electoral de 2019, definió que sea quien fuere que se haga cargo del poder en diciembre próximo "va a tener que negociar, pero no será automático, ni será gratis. La Argentina está muy exigida".