De la Rúa y el estado de sitio

"Quiero informarles que he decretado el estado de sitio en todo el territorio nacional", dijo ante la cámara con la que grabó la cadena nacional que aceleraría aún más el final de su mandato, desvencijado tras la renuncia de Carlos "Chacho" Álvarez y un desgobierno imparable.

De la Rúa acusó entonces a "grupos enemigos del orden y la república" por las situaciones de violencia que se vivían en todo el país por ese entonces, principalmente en la provincia de Buenos Aires.

El discurso, apuntalado por el grupo que lo rodeaba entonces, liderado por su hijo Antonio y Darío Lopérfido, generó que las protestas que habían logrado echar al ministro de Economía Domingo Cavallo se multiplicaran en todas las ciudades de la Argentina, que estalló y derivó en la renuncia del mandatario dos días después y su ya icónica salida en helicóptero.